Make your own free website on Tripod.com

Hermenéutica Bíblica por: Juan Pablo Macías Torres

Técnica Inductiva de Intrepretación Bíblica

Inicio
Importancia de la Hermenéutica
Métodos de Intrepretación Bíblica
Técnica Inductiva
Lenguaje Literal y Figurado
El Contexto
Palabras Claves
Pasajes Paralelos

El Método Inductivo de Intrepretación
 

La mayoría de las veces el predicador tendrá que interpretar porciones de las Sagradas Escrituras con el propósito de compartir un sermón o alguna enseñanza.  En tales circunstancias lo aconsejable es elegir un texto de fácil interpretación.  Una vez escogido el texto la mejor manera de interpretarlo es mediante el método O. I. A., también llamado Método Inductivo para estudiar la Biblia.   Vamos a transcribir lo que dice M. David Grams, destacado maestro de las Asambleas de Dios, con relación a este método.

El método inductivo es un "estudio por descubrimiento".  Se baja de la cumbre donde se había conseguido la vista panorámica para descubrir los detalles, entenderlos y aplicarlos a la vida personal.

Estudiar por inducción es proceder de lo particular a lo general.  El diccionario  Larousse nos indica que la inducción es: "El modo de razonar que consiste en sacar de los hechos particulares una conclusión general". 

En este método se examinan los particulares para llegar a las conclusiones correspondientes.

En su forma más pura, es un método objetivo e imparcial.  El estudiante se acerca a las Escrituras con mente y corazón abiertos, esperando escuchar la voz del Espíritu Santo, que lo guiará a toda verdad.

Iremos ahora a la consideración de los tres pasos del método inductivo: la observación, la interpretación y la aplicación personal.

 

      1. Observación.  Observar quiere decir "examinar atentamente".  En este paso se pregunta: ¿Qué se ve aquí? ¿Qué dice el autor? Observar es escudriñar la porción bíblica como si nunca la hubiéramos visto antes.  Es ver las cosas como están, sin ninguna idea preconcebida.  Es pesar cada parte con calma, con cuidado, con la esperanza de ver algo nuevo.  Cada observación debe ser anotada, y entre estas debe haber muchas preguntas relacionadas con el texto.  En este paso del método se debe tomar tiempo para la meditación, a fin de saturarse del pasaje.

 

      2. Interpretación.  En este paso se trata de descubrir lo que quiere decir el autor sea, la interpretación del pasaje.  En el método inductivo, se procura dejar que la Biblia sea su propio intérprete.  Se comienza desde el contexto inmediato hasta llegar a todos el libro.  Para poder comprender el significado de ciertas palabras, se debe utilizar la ayuda de diccionarios y léxicos. También es importante procurar la reconstrucción del contexto bíblico mediante una imaginación santificada  que haga revivir los tiempos bíblicos.  Así se descubren las razones que hay detrás de los pasajes, lo que está entre líneas, y los propósitos que motivaron a los autores.

 

      3. Aplicación.  La aplicación es el fin o la meta del estudio inductivo.  El estudiante haría bien en preguntarse lo siguiente:

          ¿Qué me dice a mi este pasaje?

          ¿Qué me dice a mi hoy? (Aplicación relevante.)

          ¿Qué hago yo con lo que la Biblia me dice? (Acción personal inmediata en respuesta a la Palabra.)

 

En todo nuestro estudio debemos buscar las verdades que hemos de creer, las actitudes que debemos cultivar, los ejemplos que tenemos que seguir, los pecados que necesitamos confesar, las exhortaciones que hemos de escuchar y las promesas que podemos reclamar.  

Enter content here

Enter supporting content here